Agricultura sostenible, Economía doméstica, Huertos urbanos, Jardinería

Guía para crear un huerto económico: ¡paso a paso!

La construcción de un bancal en la huerta es una tarea que puede suscitar dudas en cuanto a su utilidad, dimensiones y sobre todo, costes. Muchas personas que desean empezar a cultivar su propio alimento se encuentran con el desafío de optimizar el espacio sin realizar una gran inversión inicial. En este artículo, abordaremos cómo construir el bancal más económico del mundo, usando recursos que normalmente ya tenemos a nuestra disposición y sin gastar dinero. Exploraremos las ventajas de este método, los pasos clave para su construcción y cómo prepararlo para el cultivo, resolviendo las incertidumbres más comunes y ofreciendo consejos prácticos para obtener un bancal funcional y estético.

¿Por qué utilizar un bancal en la huerta?

como-hacer-bancales-baratos

Un bancal aporta numerosas ventajas en la gestión y organización de nuestro huerto. Permite una mejor delimitación de los espacios de cultivo, facilita el acceso a las plantas y contribuye a una óptima utilización de los recursos naturales. También, puede adaptarse a espacios reducidos o irregulares, como aquellos que se encuentran cerca de árboles frutales o en zonas de difícil acceso con maquinaria agrícola. En este contexto, la construcción de un bancal económico emerge como una solución práctica y accesible para todos.

Pasos para construir un bancal sin coste

Guía-para-crear-un-huerto-económico-paso-a-paso

Determinación de la ubicación y orientación

Por-qué-utilizar-un-bancal-en-la-huerta

El primer paso es elegir la ubicación y orientación del bancal. Idealmente, se recomienda una orientación de norte a sur para maximizar la exposición al sol. Sin embargo, si no es posible debido a la disposición del terreno, una orientación este a oeste también es viable.

Definición de dimensiones: largo, alto y ancho

Pasos-para-construir-un-bancal-sin-coste

Es importante definir las dimensiones del bancal. Para el largo, se aconseja no superar los 7 u 8 metros, ya que un bancal excesivamente largo dificultaría el acceso a sus extremos. Respecto al alto, un rango de 40 a 50 cm es suficiente, especialmente cuando no contamos con soportes laterales. El ancho recomendado oscila entre 1 metro y 1,20 metros, lo cual permite trabajar cómodamente sin tener que estirarse en exceso para alcanzar el centro del bancal.

Marcado y delimitación del bancal

Construcción-y-preparación-del-terreno

Con la ayuda de estacas o varillas y una cuerda, se procede a marcar las esquinas del bancal y delimitar su perímetro. Esta etapa es crucial para definir el área de trabajo y asegurar que las medidas sean las deseadas.

Construcción y preparación del terreno

Creación de la base con materia orgánica

Si disponemos de restos de poda o ramas, estos pueden servir como una base orgánica en la parte inferior del bancal. Estos materiales, con el paso del tiempo, se descompondrán y enriquecerán el suelo con nutrientes esenciales.

Aporte de tierra y conformación del bancal

El siguiente paso consiste en rellenar el espacio delimitado con tierra, preferentemente proveniente de zonas elevadas del propio terreno para facilitar la nivelación. Una vez depositada la tierra, se utiliza un rastrillo para extenderla y alisar la superficie, logrando así que el bancal comience a tomar forma.

Últimos ajustes y medidas de contención

Para evitar que la tierra se disperse, es esencial realizar ajustes periódicos, apisonando ligeramente los bordes y asegurando que el bancal mantenga su estructura. No obstante, la ausencia de soportes como la madera permite que la forma se conserve naturalmente con el tiempo.

Preparación del bancal para el cultivo

Adición de materia orgánica y nutrientes

Finalmente, se recomienda añadir tierra de bosque o compost para enriquecer el suelo con materia orgánica. Este paso no solo mejorará la estructura del suelo, sino que también ayudará a suprimir las malas hierbas, creando un ambiente óptimo para el desarrollo de los cultivos.

Con una altura final de unos 45 cm, este bancal económico ya está listo para ser utilizado en la temporada de siembra. A través de estos pasos prácticos y accesibles, hemos demostrado que es posible crear un espacio de cultivo efectivo y sin coste, que nos permitirá disfrutar de una huerta productiva y sostenible.

Deja un comentario